Contacto 57+2 489 88 88
Siguenos en:
 



 

 

Como elegir el color de tus cortinas:





1. A la hora de escoger las cortinas, deberás tener en cuenta el tamaño de la habitación. Si se trata de una habitación pequeña, lo mejor es optar por colores neutros en las cortinas, como el blanco o el beige. De esa manera, crearemos un efecto de mayor amplitud en la estancia. En el caso de que la dimensión de la habitación sea grande, entonces podemos jugar tanto con los colores como con los tejidos.

2. Otro elemento fundamental para elegir el color de las cortinas es tener en cuenta el color de la pared de la habitación. Si la habitación es de color azul, entonces pondremos unas cortinas blancas o beige. Si la habitación es blanca, podemos jugar con cualquier color. Si por el contrario la habitación es de color amarillo, los naranjas y verdes frescos combinan a la perfección.

3. Si queremos combinar con éxito las cortinas con el resto de la estancia, debemos tener en cuenta qué otros elementos hay en la habitación. Por ejemplo, si se trata de un dormitorio, podemos combinar el color de las cortinas con el edredón o colcha. Si se trata de un salón, debemos tener en cuenta el color del sofá. Por ejemplo, una buena combinación sería: pared blanca, sofá marrón chocolate y cortinas beige.

4. No debemos olvidar tampoco el tipo de muebles que hay en la habitación donde pondremos las cortinas. Si se trata de una habitación con una decoración rústica, no conviene recargar más la decoración con cortinas estampadas, en este caso es más conveniente usar colores lisos. Sin embargo, en una habitación más minimalista, podemos optar por algo liso o bien, por algún estampado tipo rayas.

5. En las habitaciones infantiles, podemos elegir un color más fuerte y vivo en las cortinas, que den luminosidad. A los niños les encantan los colores vivos y los dibujos. Si queremos decorar una habitación infantil, podemos optar por esta solución divertida.

     

Como elegir el color del sofa:





Sin duda, el sofá es la pieza principal de un salón o sala de estar. No solo por el espacio que ocupa, sino porque es la pieza que más usamos de esta estancia. Además, el sofá requiere una inversión importante, aunque los hay de todos los precios. Por todo esto, es importante elegir bien la tela en función de la decoración y del resto de elementos que componen el espacio, con el fin de amortizar su coste. Te ayudamos a elegir con criterio el color del sofá.

1. Lo primero a tener en cuenta a la hora de elegir un sofá es pensar dónde lo vamos a colocar. Para ello, es importante saber cuántos metros cuadrados tiene la habitación o salón donde lo vamos a colocar con el fin de no equivocarnos con nuestra elección. Esto también es importante a la hora de escoger el color del mismo. Por ejemplo, si la estancia es pequeña, opta por colores cálidos, como beige, blanco o canela. Estos colores dan sensación de amplitud. Si por el contrario, el salón que tienes es grande, entonces puedes permitirte utilizar colores más fuertes, como el rojo, el marrón chocolate o el gris oscuro.

2. Otro elemento importante a tener en cuenta son las vías de acceso, debemos de fijarnos en las medidas de los espacios de ascensor y/o escaleras, para que al momento de realizar la entrega, no se presenten improvistos o daños en el mueble.

3. Si la estancia donde vas a colocar el sofá es muy luminosa, te recomendamos que no elijas un color de sofá oscuro, pues la luz del sol irá eliminando poco a poco el color de tu sofá y “envejecerá” más rápidamente.

4. Otro dato importante es el protagonismo que queramos darle al sofá. Podemos elegir un sofá que se integre con el resto de elementos de la estancia. Sería el caso de un sofá color beige y cojines grises en una habitación con paredes blancas y alfombra negra. Por el contrario, la otra opción será elegir un sofá que sea el centro de la estancia aunque en ese caso, te recomendamos que elijas un color de tela que coincida con algún elemento de la habitación, como pueden ser las cortinas o un cuadro.